Es cierto que el “orgasmo”, no tiene género. Sin embargo, también es innegable que durante muchos años el placer femenino ha quedado postergado. La sexualidad solo ha sido otro de los campos en los que el patriarcado ha intentado extender su brazo despótico. Dijo el famoso músico Joaquín Sabina, hace unos años, que “la única gran revolución del Siglo XXI, es la de la mujer” y puede que tenga razón: en la actualidad, muchas grandes mujeres ocupan algunos de los cargos políticos más importantes (desde presidencias hasta CEO), se ha avanzado en la idea de legitimar sus derechos y, ahora, el sexo también ha dejado de ser tema tabú cuando se trata de “lo que ellas quieren”, es decir, las preferencias de las mujeres. Ellas ya no son solo una herramienta del placer del hombre: esta nota, con las diez posiciones sexuales favoritas de las mujeres (información recaudada gracias a publicaciones emblemáticas como “Elle”, “Cosmopolitan” y “Vanity Fair”) puede dar cuenta de ello.

posiciones sexuales preferidas por las mujeres


Oh girls just wanna have fun…

posiciones sexuales preferidas por las mujeres

La amazona. Con esta posición la mujer logra tomar el control del acto. Para llevarla a cabo, ellas deben colocarse sobre el hombre y manejar el ritmo del asunto “a piacere”. Es una variante del clásico misionero, solo que en este caso la mujer invierte el rol: toma el poder, se posiciona arriba del hombre, y dirige la orquesta. Su rol, es protagónico.

Cara a cara. Muchas mujeres reniegan de ser tratadas como un objeto y sometidas, con hombres que ni siquiera las miran a los ojos durante el sexo sino que “las toman por la espalda”. La posición “cara a cara”, permite que la mujer pueda mantener un contacto, no solo erótico sino humanizante. Además, ver el placer en el rostro de la pareja puede ser sumamente sexy.

posiciones sexuales preferidas por las mujeres

El sometido. ¿Hablábamos de roles intercambiados? Era hora…Con el sometido, la mujer se coloca de espaldas al hombre, pero éste queda sumamente inmóvil. Ella, entonces, maneja el ritmo a su antojo nuevamente. Puede moverse rápido o despacio, abusar del movimiento pélvico o retrasarlo. El hombre solo puede observar y sentir…

De costado. Esta posición tiene una explicación sumamente anatómica: cuando el hombre se coloca de costado, la mujer consigue una estimulación profunda y un roce exacto. Por eso, a menudo, es más fácil que las mujeres lleguen al orgasmo con esta clase de posturas que no demandan tanta fuerza como sí habilidad y precisión.

posiciones sexuales preferidas por las mujeres

En la silla. Como su nombre lo indica, ésta posición requiere de una silla un sillón o algo parecido. No solo es sexy pues recuerda a las clásicas escenas de las películas condicionadas de los ochenta, sino que además consigue que la mujer y el hombre puedan relajarse y no hacer tanta fuerza de piernas por lo que el acto puede extenderse considerablemente.

posiciones sexuales preferidas por las mujeres

La fusión. Otra de las posiciones que consigue una comunión entre hombre y mujer y no solo el sometimiento. La fusión coloca a la pareja, pecho con pecho, con la posibilidad de besarse mientras mantienen sexo, e incluso la altura del hombre queda justo en la posición del cuello de la mujer, como para estimularla también con besos en esa zona tan erógena.

Aspas de molino. ¿Un nombre raro verdad? Sí: pero sumamente gráfico. Para llevar a cabo esta posición, el hombre debe colocarse sobre la mujer y, ella, inclinar una de sus piernas. Al igual que ocurría con la postura “de costado”, ésta también permite un roce más profundo y exacto para la mujer y, por ende, el orgasmo más rápido dada la estimulación del clítoris.

Posiciones sexuales preferidas por las mujeres

Silla…invertida. Nuevamente se fusionan dos posturas: la “silla clásica” y también “el sometido”. La mujer se coloca de espaldas al hombre, sobre una silla para evitar el cansancio y el hombre, desde atrás, solamente se limita a seguir los movimientos que ella dirige. Vale aclarar que la sensación de sometimiento, en algunos casos, puede resultar erótica, incluso desde “el juego de roles”. En este caso, se puede alternar: dirige la mujer, acompaña el hombre o viceversa.

posiciones sexuales preferidas por las mujeres

La profunda. Su nombre lo dice casi todo: la profunda es una posición que permite una mayor penetración en cuanto a profundidad, es de las mejores posturas sexuales de la historia sin exagerar. Es cómoda para el hombre porque puede determinar el movimiento estando de pie y la mujer, sin cansarse, puede jugar con sus piernas mientras tanto o distanciarse de los embistes. En este caso, el “tamaño sí importa”: la profunda no se recomienda en determinados casos (por no decir, con amantes demasiado dotados).

El tornillo. Es ideal para aprovechar todo el ancho de la cama. La mujer se coloca de lado y el hombre, de rodillas. Eso sí: necesita un poco de elongación en ambos “parteners”.

Como vemos, las mujeres parecen haber recuperado terreno en esta lucha de sexos: la cama, uno de ellos.

 

FUENTES:
ELLE
COSMOPOLITAN

Comentarios