El “poeta del pueblo”, hijo de obreros, que con sus versos cambió la forma de leer y concebir a la poesía. El militante, embajador y activista, que con sus actos mostró su compromiso con los trabajadores del mundo que aún hoy le rinden tributo. Todos estos epítetos y muchos más pueden utilizarse para describirlo, pero al igual que el océano es inabarcable, también lo es la figura del poeta más representativo del siglo XX, al menos en lo que a la lengua castellana se refiere.

Pablo Neruda
El poeta Pablo Neruda, ganador de un premio Nobel, que inspiró a toda una generación.

Y es que la lengua de Neruda es universal, no le habla a su pueblo sino a todos los pueblos, así como el mar acaricia las orillas de todos los países sin distinción. No en vano fue incluído en el polémico canon de Harold Bloom sobre la literatura occidental. Esa lengua es el sello distintivo que atraviesa su obra, plagada de estilos y experimentos con la palabra escrita; la rica herencia de un siglo de transformaciones constantes.

Pablo Neruda


Neruda nos habla a todos y al mismo tiempo a cada uno de nosotros. Así como a veces se puede sentir la conciencia de la humanidad contenida en sus versos, en otros pareciera que un amigo te confiesa sus más íntimos secretos, como si estuvieran destinados a un único par de oídos. Neruda es del mar, por el mar y para el mar, contiene su furia y su ternura en sus poemas, o mejor dicho las libera en partes iguales. Podemos decir parafraseando a un amigo suyo que Neruda es también, como el mar, “aquél que vence al tiempo y a la muerte”.

Pablo Neruda

Su estancia en España lo contacta con la generación del ‘27, la camada de autores más comprometida que jamás hubo en el país ibérico, cuya influencia resulta definitiva. Es fundamental entender su relación con García Lorca y el desenlace trágico de su fusilamiento como un momento clave en la manera de comprender el imaginario de Neruda. A partir de ese instante ya no puede apartar la vista, no puede dejar de comprometerse. Su profunda comprensión histórica del presente, de las luchas y las injusticias que en él se dan, lo llevan a militar en el Partido Comunista chileno y a consagrarse como la voz de los oprimidos, de los trabajadores, la voz de los sin voz. Al mismo tiempo sufre persecuciones políticas y descalificaciones, las cuales jamás logran hacer flaquear su determinación.

Pablo Neruda
Pablo Neruda en París

Neruda no se hace a un lado frente a la Historia, no se queda en el rol de observador: por el contrario, toma partido y se sumerge en la actividad política con tanto compromiso como con el que escribe sus poemas. Así es que ocupa diversos cargos institucionales y milita en el Partido Comunista de Chile defendiendo sus ideales. Sin embargo creo que aquél cargo político que mejor define al hombre bajo el sombrero de capitán es justamente que rechaza…

Pablo Neruda

De cara a las elecciones de 1970, desde la militancia comunista proponen su nombre, junto al de Salvador Allende, para postularse como presidente de Chile. Neruda retira su candidatura permitiendo un candidato único para conformar un frente electoral unido que culminó en la presidencia de Allende, donde él ve la oportunidad de “arreglar los asuntos humanos,los más grandes primero,todos los otros después“.

Pablo Neruda
Pablo Neruda junto al mar.

“Toda poesía es un acto de paz” Pablo Neruda.

Podemos explicar así su Canto General como fruto de su compromiso y de la asumida lectura histórica, donde el conquistador habría cumplido el rol de civilizador e instaurador de los valores cristianos. Neruda quiere con estos poemas cuestionar la visión que se transmite en las escuelas de toda Latinoamérica, pero su valor no radica solamente en esto.

Pablo Neruda

Se equivocan los que atribuyen a su dualismo una reivindicación del “buen salvaje” idealizado previo a la conquista; lo que Neruda hace en esta obra es plantear una nueva América, como posibilidad de unión entre sus pueblos y de reestructuración de las relaciones de sometimiento en las que aún viven sus habitantes. Es una visión de futuro, no de pasado, lo que el poeta construye y transmite.

Voz original de Neruda recitando su famosa poesía “Me gusta cuando callas”.

Comprendí, metido en el escenario de las luchas de América, que mi misión humana no era otra sino agregarme a la extensa fuerza del pueblo organizado, agregarme con sangre y alma, con pasión y esperanza porque sólo de esa henchida torrentera pueden nacer los cambios necesarios a los escritores y a los pueblos“.

Pablo Neruda

Esto dice Neruda en 1971 al recibir el Premio Nobel de Literatura. En aquel memorable discurso, condensa junto a su trayectoria poética su posicionamiento respecto a la historia y a la tarea de la literatura en Latinoamérica. También habla de sus errores, que ya en 1968 confesaba diciendo “Yo reclamo a la edad que viene/ que juzgue mi padecimiento,/la compañía que mantuve/ a pesar de tantos errores” y también su famoso verso “Pido perdón para este ciego/ que veía y que no veía“.

Pablo Neruda

Con todo ello no se arrepintió de su militancia, pero sí de no haber profundizado en la autocrítica política, de haberse alejado de lo que él consideraba la tarea del escritor y de la literatura por compromisos partidarios. Evidentemente expresa aquí su desencanto con el cariz represivo que la Unión Soviética  había tomado hacia su propio pueblo, presente en su obra desde los 60′, pero a pesar de ello no reniega de su posicionamiento, el cual sigue considerando justo. Es la visión de un hombre que a escasos años de su muerte contempla el pasado y expone sus aciertos y sus errores con la honestidad brutal que lo caracteriza.

Poesia
Imagen de la famosa poesía de Neruda

El poeta chile sucumbe al cáncer de próstata dos semanas después del derrocamiento de Salvador Allende en septiembre de 1973. Quedan como corolario aquellos versos que él dejó para nosotros, pocos años antes de que la muerte se lo llevara:

De la verdad fui solidario/de instaurar luz en la tierra.
Quise ser común como el pan
la lucha no me encontró ausente.
Pero aquí estoy con lo que amé, con la soledad que perdí
junto a esta piedra no reposo.
Trabaja el mar en mi silencio“.

Pablo Neruda

FUENTES.
-Neruda, Pablo. Crepusculario. Claridad. Santiago de Chile, (1923).
-Neruda, Pablo. Veinte poemas de amor y una canción desesperada. Nascimento. Santiago de Chile, (1924).
-Neruda, Pablo. Canto General. Talleres Gráficos de la Nación. México, (1950).
-Neruda, Pablo. Poesías: Las piedras de Chile. Losada. Buenos Aires, (1960).
-Neruda, Pablo. Las manos del día. Losada. Buenos Aires, (1968).
-Rivas, Francisco. Pablo Neruda: su vínculo con el mar. Universidad de Poitiers. MSHS Nº1: marzo de 2009.
https://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_Neruda
https://www.youtube.com/watch?v=2yxCvmY-sAE
http://www.mshs.univ-poitiers.fr/crla/contenidos/ESCRITURAL/ESCRITURAL1/NERUDA/RIVAS/Rivas.html
http://elpais.com/diario/1983/09/23/opinion/433116009_850215.html

Comentarios