Paradojas de la vida: ha corrido mucha agua bajo el puente desde que Chizzo abandonara su rol de fontanero para zambullirse, de lleno, en la música. Y ha sido largo el viaje, también, para Jorge Iglesias: que un día decidió “bajar la bandera” de su taxi por última vez y levantar, en cambio, la del Rock Nacional (para siempre). Lo mismo para Teté, que pasó de trabajar en una fábrica a encargarse de otra materia prima: la música (con su bajo construyendo melodías rockeras).

La vida de La Renga y su gran triunvirato encierra, en el fondo, muchos de los vaivenes que padece cualquier hombre de a pie. No por nada su grupo se ha dado en llamar de esa manera: cuenta una de las versiones, que escogieron La Renga ya que, durante sus primeros años (década de 1980), parecía que todo salía mal y que siempre faltaba algo. El país andaba rengo y, así, ¿quién podía caminar derecho?

De Mataderos al mundo.
De Mataderos al mundo.

Si bien con el tiempo el grupo ha cosechado un éxito que solo unos cuántos “elegidos” consiguen alcanzar, en la esencia de su música aún subyace ese mensaje: la identificación con la lucha, el barrio y el aguante continúan presentes. Su ideal artístico apunta hacia esa clase de estilismos, y lejos está el grupo de la pretensión o el preciosismo musical.


Íntimo con La Renga.

La Renga comenzó su ascenso musical a finales los años ochenta. Los primeros intentos fueron mediante un grupo germinal, experimental, llamado Cólera. Pero, en esos arranques, Chizzo debió abandonar la banda ya que fue llamado para hacer el servicio militar (por aquellos años, obligatorio en la Argentina). Tras la vuelta de Chizzo se intentó retomar mediante otra apuesta musical hasta que, luego de varios intentos fallidos y ajustes, finalmente encontraron su sonido: buscaron a un bajista, Tete, que junto a su hermano Tanque (en la batería) terminarían de delimitar el grupo y darle forma a un sonido propio.

La Renga volverá a tocar en julio y agosto, en Huracán.
La Renga volverá a tocar en julio y agosto, en Huracán.

Las primeras presentaciones de lo que, para ese entonces, ya era La Renga, fueron en el Club Larrazábal, Galpón del Sur.

LA RENGA

El primer disco de La Renga fue el celebradísimo “Esquivando charcos”, que salió en 1991 y fue grabado con la banda oficial: Chizzo, Tanque, Tete y Locura (este último, más tarde, se alejaría de la formación y quedaría, así, el famoso gran conjunto actual). Aquel álbum debut tuvo una gran acogida aunque, vale decirlo, en el circuito underground la banda ya venía pisando fuerte (eran otras épocas, no tanto de explosión discográfica como, sí, de popularidad en el radio indie de la noche).

Angel y Demonio. “Despedazado por mil partes”, uno de sus mejores discos.
Angel y Demonio. “Despedazado por mil partes”, uno de sus mejores discos.

A ese disco le seguiría otro aún más exitoso: “Despedazado por mil partes”, que fue grabado  en 1996 y contó con la producción del “dividido” Ricardo Mollo. Este lanzamiento supondría, no solo los primeros grandes recitales para la banda (Estadio Obras, por ejemplo) sino también las primeras salidas del país (gira a México y a Estados Unidos).

LA RENGA

No obstante, y en contra del perfil que muchos otros grupos prefieren mantener, al tiempo que crecía la banda crecía también un ideal político: La Renga se mostró, desde el principio, seriamente comprometido con determinadas causas nacionales, como las de las Madres de Plaza de Mayo o los reclamos por la educación. El tema “Balada del Diablo y la Muerte” es, probablemente, no solo una de las canciones más recordadas de ese segundo álbum sino también todo un himno de la banda argentina.

Aquellos viejos tiempos...
Aquellos viejos tiempos…

En 1998 llegaría el famosos disco sin nombre o de “la estrella” (por el arte de tapa y la ausencia de un epítome), y más tarde los éxitos se seguirían acumulando: “La esquina del infinito” (2000), “Insoportablemente vivo” (acompañado por recitales en Huracán), “Detonador de sueños” (presentado con un mega recital en Córdoba y coronado, más tarde, con shows en River y nuevamente en Huracán). Sin dudas, aquellos años de crisis en el país, fueron los años en que La Renga terminó de afianzar su gran podio en el Rock Nacional.

Dibujo tributo a Chizzo.
Dibujo tributo a Chizzo.

A finales de 2006 llegaron tiempos de renovación artística pues el grupo editó su primer trabajo de estudio luego de tres años: “Trueno tierra”, un disco doble muy celebrado por algunos, y muy criticado por otros. “Algún rayo” y “Pesados vestigios”, representaron los últimos trabajos de La Renga que, desgraciadamente, comenzaría a sufrir diferentes percances en sus shows que los colocarían en el ojo de la tormenta (el episodio más recordado, la muerte de Miguel Ramírez tras sufrir un impacto de bengala en un recital en La Plata).

LA RENGA

Sin lugar a dudas, el rock y sus poderosas convocatorias han representado un problema sin resolver para la política nacional que, en muchas ocasiones, no ha tomado las mejores medidas, utilizando métodos como la censura en lugar de la gestión.

A los mismos de siempre. El ideal artístico de la banda no cambia: refleja el barrio, la lucha y el aguante.
A los mismos de siempre. El ideal artístico de la banda no cambia: refleja el barrio, la lucha y el aguante.

El 2017 trajo, desde sus inicios, buenas noticias para los fanáticos de La Renga que, a esta altura, ya están de parabienes: luego de grandes presentaciones en el país vecino de Chile, y en las provincia argentina de San Luis (con una cancelación, en el medio, de un recital en San Juan), el grupo no solo aseguró estar trabajando en nuevos discos sino, además, reafirmó su intención de volver a tocar en la ciudad que lo vio nacer. Sí, luego de diez años de silencio en la provincia, La Renga volverá a entonar sus himnos; su última visita a Buenos Aires había sido en el Autódromo de la Ciudad ante 100 mil personas).

LA RENGA

Está confirmado que realizarán Shows durante Julio y Agosto de 2017 en el Estadio de Huracán. En principio, las cosas se habían vuelto tensas ya que las autoridades no veían con buenos ojos el retorno de La Renga a los estadios porteños pero, finalmente, se llegó a un acuerdo.

LA RENGA

Paradojas de la vida: como se puede ver, a La Renga solo lograrán sacarla de los escenarios “con los dos pies para adelante”. Y los fanáticos, a esta altura, ya están bailando en una pata.

FUENTES:
CONTINENTAL
http://www.continental.com.ar/opinion/bloggers/blogs/por-gaston-ibanez/la-renga-podria-hacer-seis-conciertos-en-huracan/blog/3521854.aspx
CMTV http://www.cmtv.com.ar/discos_letras/show.php?bnid=164&banda=la_renga

Comentarios