En la semana de la moda masculina de New York, éste veterano espacial cerró el desfile del diseñador Nick Graham, vistiendo una chaqueta bomber plateada con zapatillas a tono, y demostrando mucha actitud frente a un público masivo y exigente como el neoyorquino. Antes de su debut en la moda, el ingeniero retirado de la NASA se preguntó a sí mismo:

“Pude caminar sobre la Luna y vivir para contarlo, ¿cuán difícil puede ser hacerlo en una pasarela?

Para algunos, un viejo loco, pero para muchos otros, un gran ejemplo de que, con mucha actitud, todo es posible en la vida.

 

Comentarios