La farándula guarda celosamente sus intereses, sobre todo cuando de la cuestión de los derechos de imagen se trata. La industria de los videojuegos se ha nutrido del uso de personalidades famosas para asegurar la popularidad de sus productos, pero hay casos que no salieron tan bien como esperaban. Es así como muchas personalidades del mundo del espectáculo, del deporte y la política han decidido demandar a la industria de los videojuegos ante un uso indebido, no autorizado o poco favorable de su imagen pública.

Un caso que explotó recientemente fue la demanda que está llevando adelante Diego Armando Maradona contra la empresa Konami por su inclusión en el juego Pro Evolution Soccer 2017. Tanto el Diego como sus abogados aseguran que él no fue consultado ni permitió la inclusión de su imagen en el juego, y ésto generará un juicio millonario para ver quién tiene la razón ante la Justicia internacional.

Maradona en PES 2017
Maradona en PES 2017

La empresa señala que tienen derecho a utilizar su imagen dado que tiene firmado un acuerdo con el club Barcelona (donde el futbolista jugó del  entre 1982 y 1984) a partir del cual podría incluir a todas las leyendas históricas del club en sus productos comerciales.

 

Otro caso que tuvo mucha repercusión fue la demanda que realizó la actriz de Hollywood Lindsay Lohan contra la empresa Rockstar Game, señalando que un personaje del juego Grand Theft Auto V estaba inspirado en su imagen.

A pesar de que el juicio se extendió durante un período muy prolongado, los jueces fallaron contra Lohan, señalando que no había pruebas suficientes para decir que dicho personaje fuera una copia de la actriz y que no había una explotación real de su imagen.

Lindsay Lohan en GTA V
Lindsay Lohan en GTA V

Estos conflictos han llegado incluso a la política internacional. Un ejemplo de esto es la demanda que realizó en 2014 el ex dictador panameño Manuel Noriega contra Activision. Noriega alegaba que en el juego Call of Duty: Black Ops 2 uno de los enemigos a derrotar en una de las misiones era igual a él y se lo acusaba dentro del juego de secuestrador y de enemigo del Estado. En este caso la denuncia por difamación tampoco prosperó e incluso se la calificó como absurda, dados los antecedentes e historial de Noriega.

Noriega en Black Ops
Noriega en Black Ops

Otro caso que despertó conflictos a nivel de política internacional se dio con el lanzamiento del juego Tom Clancy´s GHOST RECON Wildlands. El juego se desarrolla en Bolivia y se muestra al país bajo el dominio de los narcos, algo que despertó la indignación del gobierno boliviano. Incluso se presentó una queja formal ante la embajada de Francia, país del que proviene la empresa Ubisoft que desarrolla el juego.

Tom Clancy´s GHOST RECON Wildlands
Tom Clancy´s GHOST RECON Wildlands

Por último se destaca una situación bastante extraña que sucedió con el juego UFC,  inspirado en la famosa categoría de lucha en el octágono. El tatuador Christopher Escobedo, artista quien tatuó a muchos luchadores, demandó a la empresa THQ considerando que estaban infringiendo la propiedad intelectual de sus diseños incluyendo los tatuajes de los luchadores en el juego. Esta demanda finalmente no avanzó dado que la empresa desarrolladora del juego quebró.

Chris`s tatoos
Chris`s tatoos

“Con grandes poderes vienen grandes responsabilidades” dijo alguna vez el tío de Peter Parker, y ante la expansión impresionante que ha tenido la industria del videojuego la cuestión de los derechos se ha transformado también en un negocio que mueve millones. Así que atentos porque estos no serán los últimos casos polémicos que enfrentan a celebridades y a empresarios del entretenimiento.

Comentarios