Muchas personas a veces dicen o sienten que deberían haber nacido en otra época, que este mundo contemporáneo no los satisface e incluso que se sienten más cercanos a valores e ideales del pasado.  Sin embargo hay personas que llevan este concepto mucho más allá, intentando recrear esas experiencias del pasado, logrando vivir en carne propia lo que sentiría un noble, un pirata o un caballero de otros tiempos.

medievales

Surge así lo que se ha dado en llamar recreacionismo, y en este mundo los tiempos medievales son los más populares. Sin dudas que el éxito de series como Game Of Thrones, la literatura fantástica de la mano de libros como “El Señor de los Anillos”, han contribuido al fanatismo por ese periodo histórico, su estética y sus leyendas. El fanatismo llega a niveles tales de organizar ferias, campamentos e incluso de crear una aldea medieval europea en plena Provincia de Buenos Aires, como es el caso de Campanópolis en la localidad de González Catán.

 

medievales_peleas

De todo este mundo lo que más se destaca y atrae es el combate medieval. Un estilo de batalla y de esgrima que tiene múltiples adeptos e incluso profesionales a lo largo del globo. Esta disciplina conocida como HMB (Historical Medieval Battles) se ha consolidado de modo tal que se organizan distintos torneos o competencias e incluso un Torneo Mundial. Los participantes se visten con la indumentaria que utilizaban los caballeros, recreando hasta los más mínimos detalles, sus armaduras, yelmos, espadas, hachas, cotas de malla y hasta los estandartes. Entre todos estos equipos y aditamentos pueden cargar hasta 50 kilos de peso.

maxresdefault

“Battle of the Nations” es el evento más grande y convocante de este tipo de combate, sería el equivalente en este ámbito a Copa  Mundial de Fútbol o a los Juegos Olímpicos para los que practican esta disciplina. Participan equipos de más de 30 países y unos 800 luchadores que se dividen en distintas categorías. Hay combates individuales, en equipos y con distintas armas, pero en todos la regla es la misma: el vencedor es aquel que logra derribar al rival. Es necesario señalar que no se trata de una simulación o una actuación, se pegan en serio, resuenan los golpes en las armaduras y hasta salen chispas cuando las espadas se encuentran. Lo que se controla es el filo y la contundencia de las armas para que no se produzcan lesiones.

maxresdefault_2

La edición de este año del “Battle of the Nations”se celebró recientemente en Barcelona, en la plaza de toros Monumental entre el 29 de abril y el 1º de mayo. Argentina presentó a su equipo, aunque las potencias mundiales de esta disciplina vienen del lado europeo, con países como República Checa y España.  Lo magnífico de estas competencias, además, es el contexto donde se desarrollan, en castillos como el de Belmonte en España, donde se presentan arenas de batalla de hasta 800 metros cuadrados.

En nuestro país también se organizan también muchas muestras y exhibiciones de combate medieval, e incluso hay grupos que se entrenan y enseñan esta disciplina.. Se pueden destacar el Centro de Entrenamiento de Combate Medieval (CECM) en Ciudad de Buenos Aires; “Valherjes” (sur del Gran Buenos Aires) y “Acero y Sangre”, de Córdoba, entre otras.

peleas-caballeros

Nuestro recomendado es el BA Folk Festival, un festival de cultura popular que se organiza dos veces por año en el Parque Avellaneda en la Ciudad de Buenos. Aires. En este evento conviven distintos conjuntos musicales que tocan música celta, nórdica y medieval, con exhibiciones de combate y distintos artesanos y productores, que venden elementos inspirados en estas temáticas, como la Hidromiel (una bebida hecha a partir de la fermentación de la miel), cervezas artesanales, cascos, espadas y muchas más.

Animate a vivir la posibilidad de viajar en el tiempo y compartir con estos compañeros medievales la fantasía de estar ahí, entre caballeros, bestias, proezas y batallas.

Comentarios