Hollywood ha intentado en numerosas ocasiones adaptar las historias de videojuegos a la pantalla grande. En algunas lo ha logrado, mientras que en otras el resultado no ha sido el esperado. No es nuevo que el cine tome historias de otros medios para contarlas a la peculiar forma de las grandes producciones de Hollywood. Han adaptado libros, obras de teatro e infinidad de comics. Con los videojuegos los intentos de la industria han sido igualmente numerosos; en algunos casos han devenido en grandes éxitos, como es el caso de la trilogía de Batman “El Caballero de la Noche” dirigida por Christopher Nolan, y en otros han terminado en films para el olvido.

Principe de Persia

Hablar de la taquilla no sería prudente, pues la verdad es que casi todas se han estrellado dejando en el olvido el poder hacer una secuela, pero no por eso significa que sean tan malas como se dice. Ejemplo claro de éste fenómeno fue “Príncipe de Persia: Las Arenas del Tiempo” (2010) que frustró el intento de Disney por repetir la recaudación que trajo la exitosa saga” Piratas del Caribe”.


Trailer del film “
Principe de Persia: Las arenas del tiempo”

En la versión cinematográfica de la historia de éste príncipe persa, la película puede ser más disfrutada por los que han jugado al videojuego que por aquellos que no lo conoces, ya que la esencia del producto creado por Ubisoft está ahí. Aquí no sufrirás por cambios extremos que se le hayan ocurrido al guionista de último momento, la película como adaptación del juego es aceptable, ya que se han mantenido los personajes principales, la preeminencia del entorno desértico y el espíritu aventurero que inspiraron al creador del videojuego.

Tomb Raider

Casos de adaptaciones poco fidedignas ha habido muchos, con algunos en particular que vale la pena destacar. En el 2002, la comunidad gamer se mostró insatisfecha por la poca fidelidad que se tuvo al llevar la historia de Resident Evil a las salas de cine, aunque esto poco importó porque la gran respuesta en taquilla del público en general les permitió a los productores rodar seis películas más de esta saga protagonizada por Milla Jovovich.

Resident Evil

Un año antes de esto tuvimos una muy decente dramatización de la trama de acción “Tomb Raider”. La aventurera por excelencia de los videojuegos fue protagonizada por Angelina Jolie, y en ese rol supo encarnar con habilidad la esencia del personaje de aventuras. Angelina despegaba en su carrera y se le notaba fuerte, con fuerte carácter y con un físico impresionante característico de Lara Croft. En parte gracias a la buena interpretación de la actriz y a las escenas de acción bastante respetables todos los fans del juego se fueron razonablemente contentos y satisfechos a sus casas.

Silent Hill

Y es que llevar la historia tal cual de un juego al guión de una película y mantener el interés de todos los espectadores en general (no sólo del público gamer) resulta todo un desafío para guionistas y cineastas. Ahora imagina llevar todas las sensaciones que te produce un videojuego de terror como Silent Hill. Pues no salió tan mal como todos se temían.

Silent Hill

Si es verdad que el largometraje Silent Hill (2006) no fue perfecta, también es cierto que se hizo un buen intento por pasar todo lo terrorífico que vimos de ese título de la consola al cine. Respetando la atmósfera opresiva y estancada que produce el pueblo maldito, con una interesante dirección de fotografía, el producto final es una adaptación decente, que si de algo está seguro el director Cristophe Gans es que los fans del juego de Konami tuvieron una experiencia audiovisual cuando menos entretenida.

Warcraft

En el 2016 llegó “Warcraft: El Origen”, una representación algo exagerada pero efectiva de una trama de batalla, pelea y aventura con buenas dosis de violencia. El director Duncan Jones nos regaló batallas épicas y un buen entretenimiento. No será el film que cambie la historia del cine, pero sería una pena que no se le diera luz verde a una secuela, pues en una sola entrega no se logra pintar el óleo completo de una trama compleja y con muchas capas y matices.

Warcraft

Se presenta de manera “correcta” a los distintos personajes, sus características y motivaciones, pero desde los asientos, todos los fanáticos del juego sentimos que fue solo una primera aproximación a un universo fascinante y muy extenso.

El cine basado en videojuegos es algo que se seguirá explotando por los grandes estudios y los gamers esperan que llegue una “época dorada del cine basado en videojuegos”, una especie de utopía idílica dentro de la cual nos ofrezcan grandes adaptaciones de las historias que nos apasionan desde chicos. Videojuegos y cine son dos socios que pueden llevarse muy bien, pero que al día de la fecha no han sabido sacarle todo el jugo a una relación que, en los papeles, se presenta como muy prometedora.

 

FUENTES:

Hobby Consolas: http://www.hobbyconsolas.com
IGN España: http://www.es.ign.com

Comentarios