La revista Forbes realiza todos los años un informe con los jóvenes emprendedores màs exitosos del año, aquellos entrepreneurs que han conseguido el éxito económico con sus proyectos y que lograron acumular fortunas considerables. Quiénes son, cuáles son sus empresas y cómo lograron hacerse multimillonarios antes de cumplir los 35, todo eso lo vas a encontrar acá, en ésta nota.

Evan Spiegel es uno de los integrantes de la lista Forbes: tiene tan sólo 26 años y acumula una fortuna de 2,1 mil millones de dólares. Este muchacho oriundo de Los Ángeles que estudió diseño de productos en Stanford, creó en 2011 junto a Bobby Murphy la red social Snapchat. Esta popular aplicación, utilizada diariamente por más de 100 millones de personas, surgió inicialmente como una herramienta para enviar fotos llamada Picaboo y fue creciendo de manera exponencial hasta lo que hoy se reconoce como un fenómeno mundial.

the-fabulous-life-of-evan-spiegel-ceo-of-billion-dollar-startup-snapchat


La confianza que Spiegel depositó sobre su idea hizo que a finales de 2013
rechazara una oferta de compra por parte de Facebook de 3 mil millones de dólares, una decisión acertada ya que dos años más tarde Snapchat ya estaba valuada en 16 mil millones.  Spiegel asumió desde el comienzo el liderazgo del proyecto, siendo además de fundador su CEO y alma mater.

Mark Zuckerberg, es uno de los casos más reconocidos; el joven de 32 años es el  creador de la red social Facebook y ostenta una fortuna de 56.000 millones de dólares. La popularidad de Facebook ha crecido a lo largo de los años, pese a las críticas y a los augurios iniciales de que se trataba de un fenómeno pasajero. Aunque las turbulencias acompañaron los inicios del proyecto y la vida profesional de Zuckerberg (como se muestra en el film “La Red Social” de 2010, dirigido por David FIncher), el norteamericano logró superar esos conflictos y convertirse en la referencia mundial de los jóvenes emprendedores. Es necesario señalar que desde los 19 años se enfoca en este proyecto, momento en que abandonó Harvard para llevar su empresa a Sillicon Valley.

mark facebook

Recientemente se hizo pública una gira que Zuckerberg realizó por el interior de Estados Unidos para hablar cara a cara con los usuarios de esta red social, y planear mejoras basados en sus necesidades y críticas. Tal vez sea este enfoque a la mejora constante y al detalle lo que explique parte del éxito de este empresario.

Ryan Graves de 33 años tiene una fortuna de 1,5 mil millones de dólares gracias a su participación en UBER. En este caso Graves no participó en la creación de esta aplicación de transporte de pasajeros, sino que fue el primer empleado contratado por Uber.  Se unió a la compañía en 2010 como Director Ejecutivo para luego dedicarse a trabajar en la globalización de esta aplicación y su llegada a diferentes mercados a lo largo del mundo. La empresa está valuada hoy en día en más de 60 mil millones.de dólares.

cel-uber

Nathan Blecharczyk es el cofundador y director de tecnología de Airbnb, un servicio de alquiler de propiedades que funciona en casi 200 países. Tiene 33 años y más de 3 mil millones de dólares en su cuenta bancaria. Esta aplicación fue utilizada en 2016 por más de 60 millones de personas, y se estima que Blecharczyk posee el 13% de las acciones de la empresa. La idea surgiò unas años antes, durante una convenciòn de especialistas organizada en San Francisco. Todos los hoteles estaban repletos, y Nathan junto con su compañero de piso decidieron “alquilar” su colchón inflable para recibir a alguno de los tantos viajeros que se acercaron a la ciudad por la convención. Le brindaron un lugar donde quedarse y un desayuno a cambio de un precio muy razonable. De aquì surgió la idea de a aplicaciòn, y su nombre fue inspirado por èsta primer experiencia hospedando a alguien en su colchón inflable (“air bed”) y brindàndole un buen breakfast, de aquì el nombre de la app: AIRBNB.

Nathan-Blecharczyk

¿Qué conclusiones pueden sacarse de las experiencias e historias de estos emprendedores? Por un lado, la vocación y dedicación al trabajo que estas personas demostraron desde su adolescencia y temprana adultez. También una voluntad permanente por crecer y mejorar. Por otro lado la importancia de la formación y la educación, ya que en todos los casos los jòvenes han asistido a universidades prestigiosas como Harvard y Stanford. Por último la importancia de la tecnología y del mundo online en el contexto actual, combinada  con la dosis de fortuna requerida para que en el inmenso mundo de Internet y las nuevas tecnologìas una idea destaque sobre las demás y logre prosperar. Si bien no existe una fórmula exacta para lograr el éxito garantizado, en esta nota al menos te damos unas pistas sobre lo que hace falta para emprender exitosamente.

Comentarios