Tomar conciencia de que la diferencia no hace a la superioridad podría ser un buen comienzo para todo ser humano. Y la reflexión viene a cuenta de nuestras relaciones con mascotas y animales domésticos.

Perro

Cuando la investigadora británica Jane Goodall se internó en la selva para investigar el comportamiento de los gorilas no intentó someterlos, sino mimetizarse con ellos, no sólo en los movimientos físicos, sino en las prácticas sociales y comportamientos. Observándose durante horas entre la maleza, fue gradualmente como logró acercarse a ellos y familiarizarse, aportando los datos más interesantes y relevantes sobre la especie que se hayan escrito hasta la fecha.

 

Jane Goodall

Por otra parte, el etólogo Konrad Lorenz consideró que para observar el comportamiento de las aves, no existía otra manera más efectiva que hospedar en su casa a ocas y otras especies emplumadas, las cuales hacían uso de las instalaciones con total libertad.

Pajaro

Cuando se comparte un espacio físico con un animal, es preciso tener en cuenta que así como el humano presenta sus características básicas que lo definen como tal, con el animal ocurre lo mismo, y éstas cualidades deben respetarse.
No pretender humanizarlo es una de las premisas. Respetar su propia naturaleza. Observar movimientos, conductas y tiempos vitales facilitará el entendimiento del carácter de cualquier mascota, sea perro, gato, hámster o pájaro.

Perro

¿Cómo detectamos la inteligencia emocional en los animales? Podemos hacerlo observando la capacidad de relacionarse con otros seres, sean éstos o no de la misma especie.

Perro y gato

Perros y gatos pueden crear una dupla inseparable contra todo pronóstico humano.
Es muy habitual además que perros y gatos se acerquen a los miembros de la familia de maneras diversas, según la afinidad que desarrollen con cada uno, su propio carácter y la forma de ser de la persona.

Un tierno ejemplo de estos acercamientos es en las ocasiones en que detectan que su compañero humano está enfermo o angustiado, acercándose para buscar el contacto físico, o bien recostandose a los pies de la cama para brindar compañia.

Maullar o ladrar al lado de la puerta o el plato de comida cuando quieren salir o alimentarse, es otro indicador de inteligencia que también se manifiesta en la resolución de situaciones cotidianas.

Al contrario de lo que la mayoría de la gente da por cierto, las mascotas ríen, lloran, sienten temor y se deprimen. Así como reconocemos en nosotros estas emociones, podemos también captarlas en ellos.

Perro

En función de esas respuestas, las características, componentes y pautas de conducta se clasifican y ordenan. El secreto está en observar detenidamente sus acciones diarias. Cuáles son los espacios físicos elegidos dentro de la casa y quién es el miembro de la familia en el que encuentra la mayor afinidad son hechos muy relevantes para comprender al animal.

Perro con su dueño

Todas las mascotas, al igual que las personas, reciben la influencia de la energía del ambiente en que viven, por esto en situaciones molestas o de sonidos molestos, culparlos por su mal carácter es contraproducente si no se modifica el clima en que habita dentro del hogar.

Gatos jugando

Así es como la mascota puede presentar estados de ansiedad, temor o depresión, y manifestarse a través de una serie de comportamientos motores y sensitivos, respondiendo a través de actos reflejos.

Gato

Para evitar que existan manifestaciones emocionales exageradas por parte de perros y gatos, es preciso mantener un buen dominio del entorno y tener en cuenta dos aspectos fundamentales: si es adoptado desde cachorro será preciso implementar medidas de manejo que reemplacen la conducta de la madre, como tomarlo entre los brazos y mecerlo a la altura del corazón.  

Gato de ojos azules

Esto lo remitirá al sonido de los latidos y tibieza del cuerpo materno procurándole calma y contención. Pero lo ideal es no separar al cachorro de su madre sino hasta los seis meses de vida, para que su desarrollo se produzca de manera natural y saludable.

Mascota

Además, es clave marcar límites y distancia, tanto temporal como espacial, y  programar momentos en los que se encuentre solo, en su espacio propio, y otros donde interactúe con quienes lo rodean.

Gato

Es importante para el animal que estas pautas tengan un esquema predeterminado y sean cumplidas a diario, para que los resultados sean favorables tanto para él como para las personas con quienes conviva. La constancia es fundamental para un buen desarrollo vital y un comportamiento equilibrado.

Fortalecer el vínculo afectivo con tu mascota es parte de una tenencia responsable, y el animal siempre estará agradecido.

 

FUENTES & REFERENCIAS
LIBRO: LA INTELIGENCIA EMOCIONAL DE SU MASCOTA  (autora: Claudia González –Editorial Sudamericana- Diciembre / 2000)
LIBRO: HABLABA CON LAS BESTIAS, LOS PECES Y LOS PÁJAROS (autor: Konrad Lorenz. Premio Nobel de Medicina 1973 – Editorial Labor – 1991)
Youtube: https://www.youtube.com/watch?v=-yjPcEVn9uE
PETS WELCOME http://www.petswelcome.com
BLUE CROSS https://www.bluecross.org

 

Comentarios