El 12 de julio pasado, la comunidad científica internacional se topó con un escenario cambiado en el extremo sur del mundo: la barrera Larsen, una enorme plataforma de hielo de 59.000 kilómetros cuadrados situada al este de la península Antártica, había finalmente sufrido el desprendimiento de gran parte de su sección C luego de varios años de haber empezado a agrietarse. Con este rompimiento, un témpano de aproximadamente el 10% del tamaño de toda la barrera quedó a la deriva en el Océano Atlántico, pudiendo desintegrarse en el futuro en varios trozos más pequeños.

Vista de la grieta vía satélite
Vista de la grieta vía satélite

Los investigadores han analizado este acontecimiento con el objetivo de encontrar alguna vinculación con el calentamiento global, ya que la cantidad de glaciar que se separó es más grande que lo común para estos procesos naturales, sumado a que la grieta comenzó a extenderse rápidamente hace solo tres años. Pero, ¿cómo se llegó hasta esta situación y qué sucesos similares le precedieron?

Foto aérea de cómo se desintegra el lugar
Foto aérea de cómo se desintegra el lugar

Originalmente, cuando empezó a investigarse la Antártida con fotos aéreas, la barrera de hielo Larsen era más grande que en la actualidad. La primera rotura fue en 1995, cuando la parte A (la más pequeña, y situada más al norte que las demás) se partió luego de días enteros de quiebres menores y sonidos fortísimos premonitorios. Este hecho produjo que los científicos que vivían allí tuvieran que mudarse a otra estación, ubicada 200 kilómetros más al norte, dado que se habían desprendido los 1500 km2 que integraban la plataforma donde estaba ubicada su base.

La Antártida ha padecido la degradación de sus hielos costeros en las últimas décadas
La Antártida ha padecido la degradación de sus hielos costeros en las últimas décadas

 

Por su parte, la barrera B se deshizo rápidamente en 2002. A través de imágenes satelitales, quedó revelado un proceso que fue meticulosamente estudiado y sorprendió por su rapidez. Durante los primeros meses de ese año, luego de varios veranos con temperaturas más elevadas que las habituales, se formaron charcas de agua líquida en medio de este sector que actuaron como una especie de cuñas, que fueron penetrando en el hielo y separándolo. Producto de esto se agrandaron las grietas ya existentes y en solo tres semanas colapsó casi toda la zona, de más de 3000 km2. Años después, se descubrió que comunidades de almejas y bacterias habían empezado a asentarse en el fondo marino de ese sitio.

La zona es transitada habitualmente por barcos con turistas
La zona es transitada habitualmente por barcos con turistas

Finalmente llegamos a la actualidad, donde hace escasos días dejó de existir una parte de la sección C. Una masa helada del doble de superficie que la que se deshizo en 2002 terminó de apartarse del resto del continente. Si bien el nivel del mar no se verá afectado de inmediato, porque de hecho esta agua congelada ya se encontraba flotando en el océano, sí podría haber en el futuro una suba de hasta 10 centímetros cuando la barrera se derrita en su totalidad y queden expuestos los glaciares en tierra firme. A su vez, representa una seria preocupación para los cruceros turísticos que pasan frecuentemente por esas aguas.

En el lugar viven diversas especies
En el lugar viven diversas especies

Otro resultado que conlleva este fenómeno es la reducción del hábitat natural de pingüinos, focas y otros integrantes del ecosistema antártico. Esto se debe a que los animales necesitan de una superficie firme donde puedan asentarse para reproducirse, dormir y comer. Con una cantidad de hielo menor a su disposición, se complican sus chances de procreación y supervivencia, y por lo tanto es esperable que sus poblaciones disminuyan considerablemente.

La conservación de la Antártida es vital para su fauna nativa
La conservación de la Antártida es vital para su fauna nativa

Por último, cabe destacar que la barrera Larsen juega un papel vital para los glaciares internos de la zona, que sí se hallan sobre la tierra emergida. Al estar situada entre estos y el mar, son un freno para su derretimiento y, por ende, para la suba pronunciada del nivel oceánico que vendría posteriormente. Si bien la capa restante podría readaptarse a la nueva geografía y seguir actuando como bloqueo, también podría desintegrarse del todo.

¿Qué futuro le depara al Continente Blanco? Está claro que, si bien este proceso entró en una etapa irreversible, depende íntegramente del ser humano atenuar la velocidad con la que se está dando y mitigar sus efectos futuros. Para lograr eso hace y hará falta el total compromiso de gobiernos y sociedades, que deben comprender plenamente qué es lo que está en juego y cómo se verá afectado el ser humano en la actualidad y en sus generaciones futuras.

 

Fuentes:
WIKIPEDIA https://es.wikipedia.org/wiki/Barrera_de_hielo_Larsen
INFOBAE
http://www.infobae.com/america/medio-ambiente/2017/07/12/se-desprendio-un-gigantesco-iceberg-de-la-antartida-casi-6-mil-kilometros-cuadrados/
http://www.infobae.com/america/medio-ambiente/2017/07/12/los-peligros-que-entrana-el-desprendimiento-del-monumental-iceberg-de-la-antartida/
LA NACIÓN
http://www.lanacion.com.ar/1997322-cientificos-argentinos-constatan-gran-grieta-en-una-barrera-de-hielo-antartica
LA VANGUARDIA
http://www.lavanguardia.com/natural/20170713/424090218425/larsen-iceberg-a68-antartida.html
NATIONAL GEOGRAPHIC
http://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/2017/06/la-barrera-larsen-c-de-la-antartida-podria-romperse-y-formar-un-iceberg-de

BBC http://www.bbc.com/mundo/noticias-38527440

Referencias: http://www.patrimonionatural.com/html/provincias/tierradelfuego/antartida/conservacion.asp
http://www.ara.mil.ar/pag.asp?idItem=168

Comentarios