La forma clásica de evitar la resaca, de la que todos escuchamos alguna vez, es comer frugalmente antes de tomar y también durante todo el tiempo que dure la “fiesta”. No sólo para hacer deporte conviene “clavarte” un plato de fideos (y si le agregás una buena bolognesa bien aceitosa, mucho mejor). Las comidas ideales para este fin, son aquellas que tengan carbohidratos y grasas, ya que ayudan a absorber el alcohol en nuestro organismo.

Resaca

Otro consejo útil, es mantenerse hidratado durante todo el tiempo que se esté tomando, pero no con alcohol ni bebidas azucaradas, obviamente, sino con abundantes vasos de agua. La deshidratación que produce el alcohol incentiva la resaca del otro día, por eso conviene ir intercalando los tragos con agua.

Resaca

También sirve no ser un desaforado, y bajarse media botella de vodka en diez segundos, o jugar a hacer shots de tequila, ya que tomar rápido ayuda a emborracharse antes y también, a tener una resaca mayor al otro día. Por eso, otra forma de evitar el dolor de cabeza, es tomar lento y pausado cada trago.

Resaca

Además de comer abundantemente antes de beber, es conveniente no irse a dormir con la panza vacía. Esta es una buena excusa para los defensores del “bajón”, para que no se sientan culpables a la hora de abrir todos los tuppers con sobras del día anterior y vaciar la heladera.

Resaca

Dicen los que se niegan a tomar poco, que una cucharada de aceite de oliva o un vaso de leche antes de salir de joda ayuda a evitar la resaca, ya que dichos alimentos recubren al estómago con una capa grasosa que disminuye la absorción del alcohol.

Resaca

Los más prudentes aseguran que mezclar distintas bebidas alcohólicas es mortal. Por lo tanto, conviene sólo tomar un tipo de bebida y mantenerse con esa toda la noche. Los cócteles o las mezclas bizarras, obligan al cuerpo a digerir distintas sustancias a la vez y eso aumenta las posibilidades de sufrir una fuerte resaca al otro día.

Resaca

Algunos expertos aseguran que tomar licores claros, evita  despertarse odiando al mundo. No es de racista, la explicación consiste en que los licores más oscuros, como el fernet, brandy y también el vino, tienen una concentración más alta de azúcares complejas que contribuyen a producir la resaca.

Resaca

Las bebidas dulces y frías como el vino rosado y el champán suelen ser peligrosas. Esto queda demostrado a la hora de evitar la resaca, ya que las bebidas con burbujas hacen que tu cuerpo absorba con mayor rapidez el alcohol y, por supuesto, contribuyen a despertarse con los típicos padecimientos: dolor de cabeza, mareos, malestar estomacal, etc.

Resaca

Sin embargo, para todos aquellos que no crean en esta ciencia, la única verdad para prevenirse de la resaca es… no tomar demasiado. ¡Aburrido! ¡Mala onda! Pero sí, esa es la realidad. Entonces nos queda decidir entre no tomar, tomar moderadamente o tener un hermoso dolor de cabeza. En este último caso, acuérdense del dicho que mi abuela siempre repite: noches alegres, mañanas tristes.

Resaca

 

FUENTES:

INDEPENDENT: https://static.independent.co.uk/s3fs-public/thumbnails/image/2015/12/30/11/hangover-do-not-reuse.jpg

Comentarios