La mente es como un paracaídas: solo funciona cuando está abierta. El hombre, a menudo, subestima muchas de las terapias que están íntimamente ligadas al control de la mente: puede que por prejuicios, o quizás porque la idea de una profunda introspección siempre provoca miedo. Hablar de “salud mental”, resulta chocante: sin embargo, nada tiene de extraño intentar dominar todo lo que nos causa fragilidad, malestar o dolor. Porque, efectivamente, el dolor emocional puede resultar cien veces más profundo que cualquier otra clase de afección “tangible”.

cinco formas de dominar tu mente

Bíceps, tríceps, cuadriceps: todos ellos, crecen rápido si se utilizan las herramientas adecuadas (poleas, mancuernas, pesas). Pero, ¿cuáles son esas terapias o disciplinas que nos traen un beneficio ligado a la salud mental? ¿Cómo generamos esa clase de “musculatura” en nuestro interior?

 

cinco formas de dominar tu mente

Proponemos, a continuación, cinco formas de dominar la mente mediante ejercitaciones que, en los últimos años, han roto la barrera del tabú y se han incorporado como métodos para alivianar nuestra carga emocional y espiritual.

cinco formas de dominar tu mente

Bienvenidos a un misterioso gimnasio cuyas prácticas solo “trabajan” del cuello para arriba e, igualmente, pueden lograr transformarnos en “los seres más fuertes del mundo”. Del “Body building”, al “mind building”.

MINDFULLNESS

cinco formas de dominar tu mente

El Mindfulness es una práctica tradicional que, sin embargo, ha cobrado popularidad en el último tiempo gracias a que la comunidad psicológica la ha incorporado dentro de sus estudios (en ese sentido, es la única de su especie, con “rango oficial”). Antiguamente, la concentración de la atención y la conciencia solía basarse en conceptos que, con el tiempo, fueron llamado “mindfulness” (también se conoce como “conciencia plena”). A pesar de encontrar sus raíces en el budismo, el mindfulness se enseña desprovisto de cualquier componente o terminología oriental. La variante moderna del mindfulness, invita a tomar atención, momento a momento, de nuestros pensamientos, emociones, sensaciones corporales e, incluso, del ambiente que nos rodea. Todos los que practican mindfulness pasan por un largo camino cuyo objetivo final es la aceptación de aquello que nos sucede, es decir, sin juzgar si son correctos o no los actos que realizamos o padecemos (mindfulness no tiene moral: es una ejercitación de sanación).

cinco formas de dominar tu mente

Como decíamos, desde principios de los 80, tanto la psicología clínica como la psiquiatría usan el mindfulness como uno de los posibles tratamientos para varias enfermedades psicológicas, en particular para la reducción de la ansiedad y la depresión. Es ideal para controlar la mente, y por ende, todas nuestras emociones.

MEDITACIÓN

cinco formas de dominar tu mente

La meditación, tal como la conocemos, es una práctica en la cual se entrena la mente o se induce un modo de conciencia que genera beneficios en nuestro plano emocional y espiritual. Si bien “meditación”, hace referencia a un término multívoco, en casi todas sus variantes se refiere a un amplio espectro de prácticas que incluyen técnicas diseñadas para promover la relajación. La meditación tiene como objetivo final la promoción del “Chi” o “Ki”, es decir nuestro flujo, puro, de energía espiritual. Ayuda, además, a promover la compasión, el amor, la paciencia, la generosidad y el perdón (como vemos, a diferencia del “Mindfulness”, la meditación sí incluye conceptos relacionados a la moral). La meditación es una práctica que, nuevamente, se presenta como ideal para dominar todo lo que sucede en nuestra mente, para bien o para mal, y mediante ese reconocimiento corregirlo para transformarnos en seres “más elevados”.

YOGA

cinco formas de dominar tu mente

Hablar de Yoga, supone puntos de encuentro con la “meditación”: en ambos casos, se refiere a conceptos que encierran mucho más de lo que dice su palabra. El yoga, (del sánscrito: “unión”) ha sido considerado muchas veces como “el arte de vivir”. No es sólo la práctica de complejas posturas corporales, sino una delicada disciplina ancestral originada en India. Es una “invitación” a conectar la mente y el cuerpo mediante la respiración y la postura. Justamente, en yoga las “asanas” son las diferentes clases de posturas, y las “pranayamas” son las técnicas de respiración. Ambas, cuando se combinan, nos ayudan a formar parte de todo lo que nos rodean y nos convierten en un “elemento más” en armonía con “el todo”.

TAI CHI

cinco formas de dominar tu mente

El tai chi o Tai Chi Chuan es un arte marcial milenario desarrollado en el Imperio de China. Es de las técnicas más antiguas: hay registros que indican su práctica ya desde el siglo V A.C. En la actualidad, son millones las personas que, en el mundo entero, usan el tai chi como herramienta espiritual de sanación. El principio fundamental del tai chi chuan es la suavidad: el practicante debe moverse de manera natural, relajada, suelta y fluida para transformarse en “un elemento de la naturaleza” (algo que nos recuerda, justamente, al Yoga). El Tai Chi, además, se usa como arte complementario: ya sea para quiénes desarrollan artes marciales u otra clase de deportes de contacto. Ayuda a liberar las emociones y nos acercan al dominio de nuestra mente.

BONSAI

cinco formas de dominar tu mente

¿Cómo relacionar el cultivo de Bonsai con el dominio mental? Aunque muchos lo desconozcan, la práctica del bonsai comenzó en China hace unos dos mil años, como objeto de culto para los monjes taoístas. Para ellos eran símbolo de eternidad: el árbol representaba un puente entre lo divino y lo humano, el cielo y la tierra. De esta manera, los taoístas consideraban este trabajo de cultivo como una forma de estar en paz con la naturaleza y de abrir los hemisferios del cerebro. De hecho, etimológicamente “Bonsai” significa “bandeja”: como metáfora del hombre “al servicio” de la naturaleza. Según la tradición, aquellos que podían conservar un árbol en maceta tenían asegurada la eternidad: su trascendencia, estaba ligada a la vida y a las raíces de ese árbol que nunca moriría y solo sufriría “transformaciones”. “El Bonsái […] nos permite percibir el pulso de la naturaleza, comprender que en el contexto del universo los seres humanos somos como una minúscula mota de polvo”.

Tal como se puede apreciar, el dominio de la mente se puede abordar desde multitud de lugares. La meditación, la naturaleza, la respiración, la flexibilidad. Lo importante para por animarse a este tipo de disciplinas y al reconocimiento de un “yo” que, muchas veces, nosotros mismos hemos tapado con la vorágine del mundo actual.

 

FUENTES:
www.aprendizperegrinante.wordpress.com
www.wikipedia.com
www.mindfulness-salud.org

Comentarios