Los mandatos familiares: qué son y de qué manera influyen en nuestra vida cotidiana sin que nos demos cuenta.

Se podría resumir así al conjunto de acciones, reglas, tradiciones y rituales que solemos realizar y que vienen transmitidos a nosotros por miembros de nuestra familia, habitualmente padres y hermanos. Actitudes cómo guardar una silla cuyo asiento está  roto, (por las dudas, ya que el respaldo pueda servir de repuesto para otra), cuando usamos el saquito de té para infusionar dos tazas, o simplemente cuando somos inflexibles con los errores ajenos, podríamos estar bajo la presencia de fenómenos propios de estos mandatos de la familia, que no nacieron en nuestra propia persona sino que fueron imitados por nosotros de algún miembro del núcleo familiar.

FUENTE: INFOBAE (infobae.com.ar)

Para entender mejor el concepto, tenemos que pensar en el mundo en el que han crecido nuestros abuelos y padres. y los cambios que han ocurrido para llegar a la vida como la conocemos hoy. Hace  unos cincuenta o sesenta años, aproximadamente dos generaciones atrás, el status quo mundial era muy distinto: muchos jóvenes debían ir a la guerra por obligación, los alimentos escaseaban y la importancia del deber y la responsabilidad era central para la vida de todos. Largas jornadas de trabajo, imposiciones y normas sociales que marcaban las vidas de los jóvenes de la mano de un mundo menos voluble, más “estable” por decirlo de alguna manera.

 

Millennials

Muchos años después, promediando la década de los 80, comenzaron a nacer niños en un contexto económico y social muy distinto, con un escenario más acelerado y una serie de cambios constantes. Los llamados  “millennials” nacieron en un mundo en pleno proceso de globalización, con sus necesidades básicas satisfechas, ciertas seguridades económicas y ciertas facilidades para para acceder al sistema educativo y, posteriormente, a una inserción laboral.  Esto generó un grupo de jóvenes más hedonistas y orientados hacia la satisfacción personal, que buscan constantemente evitar frustraciones y aumentar su calidad de vida, sin tener muy en cuenta las responsabilidades a largo plazo (como la familia, el trabajo estable y el hogar).

Familia

Esto ocasionó una ruptura crucial sobre los mandatos tradicionales, afectando en su raíz a cierta manera de concebir al mundo y de desarrollarse en él. Una idiosincrasia que se ve reflejada en frases tales como “trabajar y ahorrar todo lo que pueda”, “lo primero es el trabajo”, “mejor planificar para un buen futuro”, etc., frases raras vez escuchadas hoy en día.  Esto no sólo se da en el plano laboral,  sino que incluye también a la vida de pareja, la vida social y la planificación familiar.

Millennials

Aquel título o profesión que se esperaba que uno vaya a lograr, rasgos de personalidad asociados a otros integrantes de la familia y expectativas familiares y sociales, tejen el complejo entramado de la capa invisible de los mandatos familiares, que llevamos puesta en todo momento. Que se ven reflejadas en dicho como: “Vos tendrías que ser abogado como tu viejo”, “éste chico siempre genera problemas” o “así no vas a llegar a ningún lado”, ejemplos claros de mandatos familiares que se llevan a cuestas a lo largo de la vida.

Problemas

Los “millennials”, detrás de muchas de sus valiosas y dinámicas características distintivas, tienen algunos recursos propios de su época que quizá no se encontraban en generaciones pasadas, pero dentro de su mente (consciente e inconsciente) siguen llevando la impronta de los mandatos, muchas veces en forma de sufrimiento oculto, poco factible de ser mostrado debido a la necesidad actual de “estar siempre bien”. Esta característica presenta un gran obstáculo para el desarrollo personal de cualquier joven y es una de las que genera  mayor sufrimiento y ansiedades.

Millennials

La vida parece tener que ser una seguidilla de buenos momentos, un sinfín de experiencias agradables cuyo equilibrio no debe modificarse. El fenómeno mundial de las redes sociales, léase Facebook, Instagram, Snapchat o la que fuere, generan una “vidriera virtual” en la que cada vez más gente muestra una vida imaginaria; un compendio de buenos momentos e intimidades compartidos sin tregua para que todo el mundo vea. Es difícil encontrar en éstas redes fotos o videos de gente sufriendo, pasando un mal momento o afrontando una dura decisión de vida. Pero ésta “vida perfecta” y color de rosa es un arma de doble filo, una peligrosa trampa que dirige la atención de todos hacia el afuera, el esfuerzo por construir una imagen de sí mismo ante otros, alejando a la mente de la reflexión profunda y necesaria para afrontar la vida y poder vivirla al máximo.  

Millennials

Los problemas más peligrosos no son aquellos que se ven a la legua, sino los que se disfrazan de promesa pero a la larga son una fuente de sufrimiento. Cobra una renovada importancia la contención de la familia, la cual a pesar de tener ciertos preconceptos y mandatos, transmite a sus nuevos integrantes una serie de valores fundamental para lograr vivir una existencia plena.


FUENTES:

PSICHOOGY TODAY:
https://www.psychologytoday.com/blog/why-we-worry/201612/social-media-loneliness-and-anxiety-in-young-people

INFOBAE:
http://www.infobae.com/tendencias/2016/08/26/mandatos-familiares-como-enterrar-los-hechos-que-impiden-elegir-con-libertad/
http://www.infobae.com/tendencias/2016/08/26/mandatos-familiares-como-enterrar-los-hechos-que-impiden-elegir-con-libertad/

Comentarios